Amabilidad

Wordpress logo

La amabilidad tiene un PODER EXTRAORDINARIO que se conoce poco porque si no, no pararíamos de encontrar momentos para ponerlo en práctica.

Cuando lo recibimos de alguien, te invade la alegría, el optimismo y la esperanza. Es capaz de convertir un día gris en uno soleado. Primero, porque alguien se ha fijado en nosotros (lo cual ya es muy agradable) y segundo porque ese alguien, ha acudido en nuestro auxilio o ha querido tener, para mí, un acto desinteresado de bondad.

Es individual, A MI MEDIDA, porque no se practica con todo el mundo de la misma forma. Me dan lo que necesito, ajustado a mi sello de identidad.

Recibir un regalo de ese calibre, tener un encuentro con una persona amable, puede suponer en cada uno de nosotros una transformación tan positiva y decisiva que nos puede dar una confianza en la vida y en nosotros mismos que antes no tuviésemos. Conmueve nuestro corazón, lo ensancha y lo anima a cambiar.

Es TAN GRATIFICANTE sentir tantas cosas buenas que no lo puedes pasar por alto y lo que te sale, es poner en práctica la AMABILIDAD con los demás. Al principio, es posible que se empiece tan solo atendiendo con agrado y prontitud la solicitud de alguien (que ya es más de lo que muchos hacen) pero con el tiempo, eres capaz de ADELANTARTE a sus necesidades porque has llegado, con su práctica, a desarrollar otros dones como la humildad (dejas de estar tan pendiente de ti mismo) y la generosidad (pones sus necesidades por delante de las tuyas).

Todos queremos tener amigos pero si realmente los quieres de verdad, no sólo esos que nos liberan de trabajo o nos cubren de diversiones los fines de semana, te tienes que tomar la molestia de emplear tu tiempo en hacer cosas por ellos, teniendo detalles absolutamente desinteresados y hacerlos con mucha alegría y generosidad. De esa forma, se sentirán importantes gracias a ti y eso permanecerá en su memoria durante mucho tiempo. Atrévete a descubrirlo en tu entorno de amigos, de familia y trabajo.

La amabilidad debe ser también hacia uno mismo. Debemos hablarnos y tratarnos con amabilidad. Si en alguna ocasión creemos que hemos obrado mal, no debemos ser muy duros.

Darnos cuenta de lo que ha pasado e intentar poner todo de nuestra parte para que no vuelva ocurrir es lo primero que debemos hacer, además así evitamos caer en el victimismo.

El victimismo es muy peligroso porque lo que desea es que nos quedemos parados, ensimismados y sintiendo lástima sin hacer nada más por resolver.

Procuraremos tratar también con amabilidad nuestro cuerpo que nos acompaña continuamente en nuestro día a día y que de su estado (bueno o malo) depende mucho el ánimo que sintamos hacia nosotros mismos y hacia los demás. Se nos regaló gratuitamente, no lo maltratemos!

Una vida centrada en uno mismo es absolutamente vacía. Si alguna vez te sientes desdichado puede que sea por eso y si ese no es el motivo… DA IGUAL !!, sal de ti y ve en busca del otro….ya me contarás la infinidad de cosas que se te ocurrieron  para hacer feliz a alguien. Genial, verdad ??? Pruébalo!!

No DEJES PASAR NI UN DÍA sin encontrar una situación en la que puedas SER AMABLE.

TodoEsDon.

La Pereza

Wordpress logo

La pereza es uno de los peores defectos que podemos tener porque el propio aburrimiento, la vagancia, dejadez y malhumor que provoca, nos acerca a otros vicios al sentirnos vacíos y con poca autoestima por emplear nuestro tiempo a NO HACER NADA.

Nos invade una falta de optimismo y de voluntad que nos impide trabajar las virtudes que necesitamos para crecer como personas y peor aún… destruye las que tenemos FORMADAS!!

Debemos ser conscientes de la importancia de nuestro tiempo. No es por ponernos dramáticos pero pensar que puede que no exista un mañana nos ayudará a darle a ese tiempo la importancia que realmente tiene y no desear desperdiciar NI UN SEGUNDO. Un tiempo que debemos emplear en cuidar nuestra mente, nuestro cuerpo y nuestro espíritu porque eso me ayudará a cumplir con mis obligaciones y cuando termine, ofrecer mi ayuda a los demás. En la GENEROSIDAD se encuentra la fuerza que muchas veces no encontramos en nosotros mismos. Pruébalo !!

Piensas que es mucho para ti? Que no vales tanto como para poder hacerlo? Aunque sólo tuvieras una virtud ya es más que suficiente para empezar y créeme, si lo haces, empezarás a conocer otras muchas que tienes !!

Es importante llevar una vida ordenada. Levantarse y acostarse aproximadamente a la misma hora, hacer ejercicio de una forma regular, comer de forma saludable y dormir las horas necesarias para no sentirnos agotados durante todo el día, de lo contrario, nuestro cansancio estará dando permiso a la pereza para que haga de las suyas !!

El orden a nuestro alrededor, imprescindible! Cuando, si por ejemplo, llega el momento de hacer ejercicio y no sé donde están mis zapatillas o la ropa, empezaré a perder el tiempo en su búsqueda y desaparecerá, seguro, las pocas ganas que tenía de ir o si cuando me tengo que poner a estudiar o trabajar tengo la mesa llena de cosas que no necesito y parece un caos…uff entonces no tendré un entorno agradable que me motive a empezar.

En ese orden, además, percibo satisfacción porque me veo reflejado en él. Desde que me levanto hasta que me acuesto me habré ocupado yo mismo en hacer aquellas cosas que no considero tan importantes y que, por pereza, no hago:  la cama, recoger el desayuno, ordenar mi ropa, preparar la mochila, organizar la mesa de trabajo… todo va sumando innumerables “pequeñas” tareas que me animan a continuar y me hacen fuerte para afrontar otras más costosas.

Las tentaciones hay que mantenerlas a raya. Sabemos que muchas son difíciles de controlar por eso hay que EVITARLAS. Por ejemplo, si el WhatsApp me distrae más de lo debido guardaré el móvil apagado en un cajón con llave, o si sé que mi juego en la Play me hará perder horas, no empezaré esa partida. Si es necesario, HUYE también de las PERSONAS que te ponen en peligro!

Lo importante es conocer mis tentaciones y mantenerlas LEJOS DE MÍ.

SE PUEDE y SE DEBE conseguir !!

La pereza, si con perseverancia lo intentas, irá desapareciendo de tu vida pero debes entender que es un combate en el que DIARIAMENTE tienes que renovar tus fuerzas para pelear contra tus enemigos. Tienes que ser firme y constante pero no seas muy duro contigo mismo porque el desánimo hará que tires la toalla y te encontrarás en peligro de recaer. Y cuando creas que lo has conseguido… DESCONFÍA ya que la satisfacción de sentirte ganador hará que bajes la guardia y la pereza acechará de nuevo pero ENHORABUENA te estás preparando para trabajar tus dones,  los que sabes que tienes y los muchos que todavía no conoces.

Me acompañas? 🙂

TodoEsDon

2019

Wordpress logo

Hoy me voy a dirigir a los más jóvenes pero todo el que lo lea lo podrá llevar a su terreno personal.

Hoy último día del año, entra 2019, huele a amigos, reuniones, fiestas…¡fantástico! Pero este año me gustaría dar un paso más con un solo propósito, que sea distinto.

No nos engañemos, existe una tendencia humana de que el día entero, desde que lo empezamos, gira en torno a nosotros. Todo lo que hemos planeado y nuestras acciones, suelen ir encaminadas a nuestras necesidades. Incluso si intervienen personas, se traduce en beneficios personales: que me explique el ejercicio de cálculo, que me de “me gusta” en FB, que me propongan planes para el próximo finde…todo en definitiva se traduce en pasos que me puedan reportar cosas a mí. No lo hago con mala intención, es que creo que no nos recuerdan lo suficiente que hay otra forma de hacerlo:

Salir de uno mismo y poner mi vida al servicio de los demás

Me gustaría primero decirte como entiendo yo ese servicio a los demás.

Muchas veces lo confundimos con escalas sociales y profesionales. El que se encuentra en una escala inferior sirve al que se encuentra en una escala superior y eso parece que no nos gusta mucho… O puede que lo entendamos como irnos al otro lado del mundo a ayudar a los pobres. Lo cual es bastante generoso…

Sin embargo, ocuparme de los demás poniendo todas mis virtudes a su disposición desde la recta intención de amor al prójimo , te encuentres en la escala que te encuentres, es una grandiosa forma de servicio.

Ayudar al que es pobre es importante y necesario pero no lo haré bien si antes no he sabido estar al servicio de las necesidades del que tengo a mi lado, en mi casa, en el colegio o en la Universidad.

Jejeje por mucho que en algún momento pensemos lo contrario 😉 nuestros profesores están a nuestro servicio todos los días. Nos transmiten sus conocimientos y nos hacen trabajar duro porque saben que de las caídas es de donde más se aprende y desde dónde nuestra creatividad crece. Y qué decir de nuestro entorno familiar, se equivocarán mucho porque no debe ser tarea fácil pero se mueven por mí…y si nos paramos a pensar, a nuestro alrededor hay otras muchas más personas que están a mi servicio.

Te puedes preguntar entonces… si estoy al servicio de los demás no me dará tiempo a ocuparme de lo que tengo que hacer yo…

Empezar y terminar bien lo que debo hacer, ya es estar al servicio de los demás.

Desde que me levanto hasta que me acuesto se me presentan infinidad de cosas. Por ejemplo:

Hacer correctamente mi cama y dejar en el fregadero mi desayuno, siguiendo por escuchar atentamente la clase sin entorpecer el trabajo de mi profesor y el de mis compañeros.

Estudiar con esfuerzo y sin pereza, procurando no hacer chapuzas pensando que en un futuro personas necesitarán de mis conocimientos.

Cuando haya terminado mis estudios, proponer a algún compañero si le puedo ayudar en algo que no se le da bien o no entiende, en lugar de “tomarme mi merecido descanso” … Ya lo haré con esa persona cuando hayamos terminado!.

Poner al servicio de los demás mi mejor sonrisa aunque no me apetezca. Yo no sé si esa persona está pasando por una situación mucho peor que la mía.

Tener una escucha “atenta” a lo que me digan los demás aunque pensemos que en ese momento no nos viene bien o no nos apetece tanto… si surge, lo único importante en ese momento es atenderle!!!

Todos pasamos por pobrezas en nuestra vida lo que ocurre es que no nos atrevemos a compartirlas porque nos sentimos juzgados o porque los demás parece que no tienen tiempo.

Ya ha llegado el momento de que todo eso cambie y lo puedo conseguir si cambio yo.

Requiere esfuerzo ¡por supuesto! ¿Pero me considero tan débil como para creer que no voy a ser capaz?

Feliz 2019 !!

Por mí, por todos mis compañeros y ¿Por mí el primero?

Wordpress logo

Todos los que tenemos un mínimo sentido de la responsabilidad queremos hacer las cosas bien e incluso mejor cada día.

Para conseguirlo dedicamos muchos esfuerzos y tiempo, sin embargo, en muchas ocasiones ni recordamos los motivos por los cuales lo hacemos.

Actuamos según lo que creemos que nuestro entorno nos exige o necesita, engañados en pensar que es para nuestra felicidad pero, ¿realmente es bueno para mí? ¿dedico tiempo a  preocuparme y ocuparme en preguntármelo? No digo todos los días pero sí de vez en cuando.

Y además… ¿tengo claro por quien lo hago?.

Estamos a diario expuestos a infinidad de situaciones y multitud de enemigos del alma que lo que hacen es robarnos la paz. Unas veces son los demás pero la mayoría de las veces somos nosotros mismos.

Sentimos en ocasiones un cansancio irrecuperable pero es porque estamos continuamente haciendo obras externas sin saber qué rumbo llevan ya que no hemos dedicado ningún esfuerzo ni tiempo en reforzar nuestro interior, nuestros pensamientos, sentimientos y actitudes y ¡es vital hacerlo!.

Reconocer y elegir  la sana intención de obrar por lo que es bueno para los demás y para mí, ayudará a que cuando nos enfrentemos a  momentos que nos resulten difíciles o fallemos, seamos capaces de recordar los motivos por los que lo hacemos y así poder levantarnos y continuar. Además, lo podremos hacer desde una conducta más serena y confiada por lo que la recuperación será algo más rápida y menos traumática que si  el camino en el que nos encontramos no es el que hemos elegido o peor aún…darnos cuenta de que no estamos en ninguno.

Yo de eso, sí que tengo

Wordpress logo

Si nos preguntaran si nos consideramos personas con buen humor, creo, que la mayoría de nosotros diríamos que sí.

Nos visualizamos cuando estamos con nuestros amigos, realizando nuestro deporte o afición preferida y por supuesto que sentimos por dentro tener esa actitud.

Pero… ¿tiramos de ese buen humor en terrenos más habituales como son nuestro centro de trabajo y en nuestra casa?

Es posible que ante esta pregunta ya digamos que “a veces y según como me encuentre”.

El trabajo nos resulta duro, incluso puede que ni nos guste el que estemos realizando en este momento. Entre los compañeros muchos de ellos ni nos caen bien. El jefe siempre presionando y para colmo no recuerdo que la empresa valore mis esfuerzos y el logro de mis  resultados.

En casa, nos esperan todas las tareas del mundo que queramos hacer: limpieza, comida, deberes, educar a los hijos, aguantar las exigencias de nuestros padres o al pesado de mi hermano. Y si estoy de exámenes, está absolutamente justificado que no quiera que me molesten, me hablen y mucho menos que me gasten una broma.

¡Estoy mal y punto!

Ante tantas dificultades ¿cómo vamos a tener buen humor?.

De forma inconsciente, medimos lo que el resto se merece y normalmente depende primero de cómo yo me encuentre.

Cierto, en muchas ocasiones no es nada fácil. Nos pesan, y mucho,  nuestros problemas pero a pesar de todo ello deberíamos prestarle mucha atención a la importancia y repercusión que tiene en la vida de los demás que reciban esa alegría por nuestra parte, sea merecedor o no a nuestros ojos de recibirlo. No se trata de ser el más chistoso o divertido, eso dependerá del carácter de cada uno y además, seremos cariñosos y empáticos en nuestra forma de emplearlo.

Y si por el contrario somos nosotros los que tenemos la suerte de tener alguien cerca con ese don, recibirlo con agrado y como un regalo y no con rechazo como hacemos muchas veces por estar ocupados y preocupados con nuestras cosas.

Salgamos de nuestro yo en busca del tú.

Porque además ¿cómo te gustaría que te recordaran?.